Gusano fotosintético

elysia_chlorotica

Los japoneses creían que habían inventado el «coche híbrido», pero hete aquí que este gusano marino (Elysia chlorotica) parece haberse adelantado en unos cuantos millones de años. El mencionado bicho es capaz de obtener calorías de la materia orgánica, como solemos hacer las demás especies animales, pero también de realizar función clorofílica. El «gusano híbrido», en definitiva.

Pero E. chlorotica nos depara más sorpresas. Esta capacidad de emplear la luz del sol se debe a que posee cloroplastos en el interior del cuerpo (de ahí el color verde), los cuales provienen de las algas que le sirven de alimento. No sólo se las come, sino que «secuestra» sus cloroplastos y los pone a trabajar en su beneficio. Dos semanas a base de algas y el gusano adquiere cloroplastos suficientes para pasar el resto de su vida sin comer (aproximadamente un año).

El misterio prosigue. Los cloroplastos son orgánulos fotosintéticos que tienen su propio material genético y que provienen, evolutivamente, de una simbiosis entre una célula eucariótica y una bacteria fotosintética. El problema es que, tras cientos de millones de años de asociación, el cloroplasto ha perdido la capacidad de producir la mayoría de las proteínas necesarias para la fotosíntesis; éstas son codificadas por el genoma nuclear del alga ¿Cómo pueden funcionar los cloroplastos dentro del cuerpo del gusano?

El misterio no ha sido completamente resuelto. Por un lado, los científicos han comprobado que al genoma del cloroplasto le faltan muchos genes, tal como esperaban. Cuando secuenciaron el genoma del gusano encontraron que poseía al menos un gen esencial para la fotosíntesis. Por la secuencia de este gen pudieron saber que provenía del genoma del alga ¿pero cómo?

¿Pueden los gusanos «secuestrar» ciertos genes de las algas que se comen, igual que «pillan» los cloroplastos? ¿Son los virus los responsables de este baile de material genético? Todavía no hay una respuesta definitiva. Lo más curioso es que los cloroplastos funcioanles pueden pasar a la siguiente generación de gusanos.

¿Podremos ser nosotros fotosintéticos algún día? (espero que no, detesto tomar el sol).

Cosas veredes, amigo Sancho…

El trabajo será publicado próximamente en el PNAS. Puede verse on-line aquí

11 respuestas a “Gusano fotosintético”

  1. Este tipo de artículos me encantan…

    Cuando no esperas que te vuelvan a sorprender (en realidad uno siempre lo espera con ansia :-)) llega la naturaleza y te ofrece estas cosas…

    Habría que estudiar mucho el asunto, pero la verdad es que tanto las posibilidades que ofrece como todo lo que podríamos aprender de esto… son incalculables.

    😀

  2. Lo cierto que es una idea fascinante, pero si fueramos fotosintéticos podríamos decir con total seguridad eso de
    Dios mio a mi es que me engorda hasta el aire!

  3. Sería interesante ver hacia qué evoluciona eso. Si la mezcla de ventajas animales y vegetales le permite una diversificación y expansión bestial, o si se convierte gradualmente en algo que se parece cada vez más a las algas, abandonado las habilidades animales.

  4. Genial, no me había parado a leer la noticia en ningún otro lugar, y, vaya, merecía la pena dedicarle unos minutillos al molusquillo este.

  5. Lo interesante es ver como por los dos mecanismos que apunta el autor:

    Virus) como pueden integrarase en el genoma de un organismo tan diferente, A este respecto sería muy interesante analizar como un virus puede tener esa plasticidad. Aunque como usted sabe ya hay sistemas como el de Agrobacterium que ya nos han sorprendido. Pero lógicamente no a este nivel.

    O por mecanismos de regulación genética del propio gusano. En este último caso a mi juicio más díficil, creo que lo sorprendete es como un gen «extraño» se puede integrar y conseguir un nivel de regulación de su expresión tan elevado, ( o podría ser que estuviera integrado con un promotor de expresión constituvo y no necesariamente necesitaría un nivel de expresión elevado, lo desconozco) a mi juicio esta integración tiene que venir acompañada de otros mecanismos reguladores acoplados , sería muy raro que se tratara de una integración en un solo paso, o en el caso que haya sustituido a otro gen con ese nivel de regulación, como habría podido sobrevivir un organismo que hubiera perdido ese gen?. Lo cierto es que se trataría de un singular proceso de coevolución cooperativa establecida entre un gen foráneo que permite el funcionamiento de cloroplastos y este organismos en cuestión.

    Saludos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: